LIGA. 1ª DIVISIÓN. LA HISTÓRICA FINAL DEL APERTURA: EL DEFE QUEDÓ A 90 MINUTOS DEL TÍTULO.

Nota con logo6OREJA y SANTILLÁN. Lucas Giménez y Julio César Santillán hicieron un gran partido y además, un gol cada uno. Acá, en el regreso del festejo del 2-0, en buena definición del volante ofensivo.

Una prolija marca sobre Damián Solferino primero y un rendimiento regular en todas sus líneas fue el fundamento del triunfo del Defe que lo acercó al título. Es que Inaudi (que solo se equivocó al no controlarse e irse expulsado) acertó con su idea. Todos sabemos que en fútbol, si lográs marcar son eficacia al mejor del rival, y tenés con que jugar, existe mayor probabilidad de ganar el partido. Y eso pasó el histórico domingo 21 de Julio del 2019 en el estadio “11 de Febrero” de Defensores de Pilar.
Defensores de Pilar 2 Central Córdoba 0, fue el exacto reflejo de la producción de cada equipo. Después de anular a Solferino, aislándolo con una marca constante por arriba y por abajo de Arce o Baudagna, bajo la atenta supervisión del capitán natural de equipo (aunque hoy no lleve la cinta) Federico Paoletti; Defensores jugó un partido sobrio, con unos cuantos nombres para destacar.
En el podio del juego están Lucas Giménez, Julio Santillán y Agustín Doffo, por lo menos. Pero en el equipo local sobran las buenas actuaciones. El mismo Lucas Tabernero, tuvo dos intervenciones importantes: en el primer tiempo, en un TL del “Rulo” Cristian Devalis y en el ST, ante un zurdazo de Córdoba. No tuvo puntos bajos y además, Lucas Giménez hizo de las suyas jugando y haciendo jugar cada pelota con claridad. Tuvo un inspirado Julio Santillán para pivotear y asociarse y de paso, reencontrarse con el público vikingo que lo resistía: hizo un gol en el partido más esperado. Un gol que nadie sabe a ciencia cierta -todavía- el valor histórico que tendrá. Pero lo gritó con todo y medio Pilar explotó con él.
Ese gol, a los 37´del PT paso en limpio lo hecho por uno y otro. En esa etapa inicial el mejor fue Agustín Doffo. Un incansable trabajo para ir siempre, con criterio, peligroso, obligando una marca.
El “Rulo” Devalis perdió precisión en una tarde ventosa, Jonathan Arza debía jugar muy lejos del arco, un combo que le quitó posibilidades a Solferino y a todo el Ferroviario.
En el ST, fue Lucas Giménez el que estiró la diferencia. Julio Santillán lo asistió con un bajo cabezazo y el “Oreja” se escapó por el medio de la zaga. Cuando llegó al área y ante el achique de Nieto, se despachó con un zurdazo cruzado que dejó fuera de acción al buen arquero visitante (en el PT sacó de manera brillante una pelota que se colaba cerca del ángulo).
El gol sirvió para que el local se adueñara definitivamente del partido. Lo ganaba por goles, pero también -y especialmente- desde lo emocional. Pablo Cerquatti en el fondo, Mariano Ramírez en el medio -lejos el mejor de la visita- fueron puntos altos. El ingreso de Federico Mercado le dió otro fuste al ataque del equipo de los hermanos Cristian y Diego Moreno. Tuvo una chance, pero se le fue ancha. La insólita expulsión de Santiago Inaudi (con el partido “en el bolsillo” se cruzó con Federico Valle) fue una nota de color en un partido altamente atractivo.
Más de 2200 tickets vendidos y  -seguramente- unas 3 mil personas en la cancha con un comportamiento ejemplar, le dieron un marco espectacular a un partido imborrable.

Nota con logo7El saludo de los Vikingos en el final. El equipo de Inaudi quedó cerca del título.

Nota con logo8TODO EL DEFE. El plantel completo de Defensores posa en su estadio. Ganó la ida.

Nota con logo9FERROVIARIO. Central Córdoba también posa para las cámaras en la ida. Debe ganar de local para llegar al tercer juego.

RECIBIMIENTO DE LOS EQUIPOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *