Ap. 2018 – UNIÓN

Nota con logoEl plantel granate en cancha de Sportivo. Consiguió el título después de varios años de protagonismo en instancias decisivas. 
Javier Villalón y Omar Broiero dentro de la cancha y Alejandro Guevara como PF, fue el aporte de Oliva. Pájaro fue el  jugador más valioso de Unión en el Apertura.

POR FIN UNIÓN… POR FIN!!!
En el tercer partido de la serie final, jugado en cancha de Sportivo Laguna Larga, Unión de Oncativo cortó el maleficio de los últimos años y se consagró CAMPEÓN del Torneo Apertura de la L.I.F. al derrotar a Defensores de Pilar por 4 a 1.

Nota con logo1Ariel Penel, los líneas y los capitanes de la finalísima:  Nico León y Federico Paoletti. El equipo de Santiago Inaudi hizo un campeonato casi impecable. “Su momento” fue en cancha de Unión, ganaba y daba la vuelta, pero se equivocó y se le escapó.

Fue una final apasionante, muy pareja, que pudo ser del “Defe” en el segundo partido pero que terminó siendo de Unión. El “Grana” volvió a ser ese equipo duro, sólido y muy efectivo en este juego decisivo, con los ingresos de Ponce de Léon en defensa y de Martín Lozada en el ataque resolvió los problemas que venía evidenciando y con una gran actuación de varias de sus figuras fue mucho más que el equipo de Pilar, que no se pareció en nada al de aquel segundo partido en Oncativo.

Nota con logo2Lozada, Canessini y Caricio en el festejo de uno de los goles. Unión Campeón !!!

Unión fue protagonista de principio de fin y salvo esos pocos minutos del segundo tiempo donde Defensores descontó y casi lo empata, siempre se mostró superior. Desde el comienzo empezó a manejar la pelota con Cravero y la movilidad de Piccioni y Varas por los costados le dieron salida y profundidad. Las pelotas detenidas siempre fueron un arma peligrosa del “Grana” y de cabeza casi convierte en los primeros minutos de juego. Siguió intentando, cada vez más cerca de Tabernero, y a los 19 minutos Cravero cayó en el área tras intentar controlar y Penel cobró penal. Tercer penal para Unión en esta final y tercera definición exacta de Omar Broiero para iniciar el camino hacia el título. Las dos primeras ejecuciones decidió cruzarla, en ésta abrió su remate y burló la decisión de Tabernero.

Nota con logo3El profe David Villegas y Omar Broiero en el centro de los festejos. Una nueva estrella granate.

El “Defe” tuvo una chance muy clara por intermedio de Peralta, que mano a mano la tiró arriba, pero no logró inquietar a Varela y compañía. Gómez, bien marcado por Ponce de León, no la tocó; Bondi apareció poco; Ballejo estuvo ausente y Dendarys se lesionó muy temprano. Sin ellos el juego ofensivo que nos llenó los ojos en el segundo juego no apareció y solo atinó a esperar y marcar, una materia que ante Unión no la pudo aprobar.

Nota con logo6Una montaña humana granate. Cosme Julián Zaccantti consiguió su segundo título de LIF. El anterior, en el 2010, dirigiendo a Vélez, lo había logrado superando precisamente al equipo de Oncativo.

El granate siguió siendo mejor y pudo haberse retirado al descanso ganando por un gol mas.
Ese gol que se le negó en el final de la primera parte llegó en el comienzo del complemento y otra vez de una pelota detenida. Vino el centro desde la izquierda y el más chiquito en altura cabeceó al gol, Tabernero tapó y en el rebote otra vez Lozada para establecer la segunda conquista.
Con el 2 a 0 el partido pareció controlado por Unión pero en un abrir y cerrar de ojos todo cambió. Cravero se fue reemplazado por temprano (sería su último partido de su carrera deportiva) y el “Defe” fue a buscar con más amor propio que fútbol. En un rechazo cortó descontó por Ramirez y se puso a un gol del empate. Dos minutos después, Varas cometió un penal tonto y Paoletti tuvo la gran oportunidad. El capitán quiso emular a Broiero, abrió su remate, pero la tiró afuera, desperdiciando “la” chance del partido.
Pasado el susto, el equipo de Oncativo salió de su área, volvió a apoderarse del balón y con un excelso tiro libre de Caricio sentenció el partido. Fue tan fuerte el remate que perforó la red y muchos, casi todos, creímos que se había ido afuera, el línea dio el gol y todo el pueblo granate soltó ese grito de gol atragantado.
Ya estaba, con diferencia de dos goles y la expulsión de Paoletti nada hacía indicar que el campeonato se le escaparía. Varas anotó el cuarto cuando faltaba muy poco y Unión se relajó y disfrutó de las mieles de ser Campeón.
Los fantasmas de las finales perdidas acecharon varias veces pero esta vez no pudieron aguar la fiesta granate. Unión se coronó CAMPEÓN después de 10 años y 5 finales perdidas. Costó mucho, Defensores fue un dignísimo rival, pero al final el festejo llegó.
SALUD CAMPEONES!!!